A través de los paneles solares es posible la absorción de la radiación solar. Es decir, el proceso para generar la energía fotovoltaica  con diversos componentes que permiten convertir esa radiación en energía eléctrica. 

También son denominados como módulos solares, placas solares fotovoltaicas o simplemente paneles fotovoltaicos. Con ellos la energía se produce con captadores térmicos o células fotovoltaicas que se componen de silicio. 

En Chile la generación de energía solar ha aumentado mucho, lo que ha favorecido a que el mercado sea más amplio y con ello se puedan conseguir mejores precios.

Esto es algo muy importante ya que vivimos tiempos en los que la energía limpia se ha democratizado y, por ejemplo, cada vez son más a los hogares tengan paneles solares en sus techos.

En un contexto en el que la electricidad puede llegar según el caso a tener precios cada vez más elevados. La opción por optar por módulos fotovoltaicos comienza a ser cada vez más atractiva.